Páginas vistas en total

martes, 24 de septiembre de 2013

Coming...

En la longitud de las distancias,
por los parajes y caminos,
cuando al hombre le faltan las fuerzas
se abren los abismos.
Brechas y surcos 
que destruyen el cielo y destiñen el corazón
convirtiéndolo en mustio e inhóspito.

No existe sendero si no se encuentra calor, paz y ternura,
pequeñas palabras talladas de auténtica grandeza y esplendor.
Moran en el hogar,
es la llama que alimenta, 
da sabor y calor a corazones y almas,
corazones y almas perdidas en su ambigüedad.

Es lo que hace constantes los pasos de un viajero, 
invitándolo a soñar.
Para que continúe caminando,
para que no cese jamás.

En el mundo de las almas perdidas...
todas anhelan volver a casa.

~Gloria B.a