Páginas vistas en total

sábado, 28 de abril de 2012

Ciclón.

yo fui parte del viento, 
dejándome llevar de un lugar a otro sin contemplar destino ni dirección.
Con el tiempo,
creí, realmente creí... tener el mando del viento, manteniendo un pacto con el equilibrio, saboreando la felicidad que te  brinda el amor.
Pero mis partículas se envenenaron con las partículas de la negatividad del aire,
convirtiéndome en un ciclón.
Tal vez demasiado difícil de controlar....
tal vez demasiado veloz...
Demasiado destructor....

¿Quién lo sabe controlar....?



1 comentario:

  1. La respuesta es nadie. El viento puede ser tu mejor aliado o tu peor enemigo. Todo depende de la ocasión. Podría decirse que es un ser muy caprichoso. Gran entrada :) Abrazos! <3

    ResponderEliminar