Páginas vistas en total

viernes, 16 de marzo de 2012

así es.

Bajo un cielo de estrellas y satélites
entre los culpables, las víctimas y los supervivientes
un perro le ladra a la luna
un hombre observa su mano
se parece a la de su padre cuando de niño lo tomaba como si nada y lo alzaba 
era bello el panorama visto desde lo alto
se lanzaba a hacer las cosas sin pensar
su mano era pequeñita pero agarraba el mundo entero
ahora la ciudad es una película extranjera sin subtítulos
las escaleras para subir son resbaladizas, 
la televisión dice que las calles son peligrosas
pero el único peligro que siento verdaderamente
es aquel de no poder sentir más nada

la ciudad es una película extranjera sin subtítulos
una olla que cocina trozos de diálogos
y entonces nos vemos
y te vuelves un apestado cuando te equivocas
pero mirando a tu alrededor ves que no hay nada
un mundo viejo que se mantiene unido solo gracias a aquellos que
aún tienen el valor de enamorarse
y una música que bombea sangre por las venas
dando ganas de despertarse, levantarse y dejar de lamentarse
porque el único peligro que sientes verdaderamente
es aquel de no poder sentir más nada
el latido de un corazón dentro del pecho
la pasión que hace crecer un proyecto
el apetito, la sed, la evolución en un acto
la energía que se genera en un contacto

Yo sé que no estoy sola
ni siquiera cuando estoy sola
y río y lloro y me fundo con el cielo y con el lodo

No hay comentarios:

Publicar un comentario